Concrete Jungle

acaso esto se trata de algo?

with one comment

Hoy ibamos con X caminando por avenida cabildo y vimos a un señor bajar la persiana de su kiosco y hacerse la señal de la cruz al cerrar el candado final. No sé si era porque era realmente muy religioso, si lo hacía por costumbre heredada, o simplemente porque se asustó de mi cara y tenía miedo de que lo choree (si, cuando estoy de malhumor provoco miedo).
La verdad que sería bueno tener algo así que me dé un blanco en la cabeza. Es como si al hacerse la señal de la cruz, se libera de toda responsabilidad y deja todo en manos de otra persona. Yo por lo pronto sigo dejando todo librado al azar, hasta que alguien me encuentre un fanatismo por algo y de ahí en adelante veré que hago.

Written by Pedro De Mendoza

26 agosto 2008 a 1:27

Publicado en General

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. La señal de la Cruz se hace al principio y al final de algo (antes de empezar a trabajar y cuando terminas tu trabajo, por ejemplo) para encomendarle a Dios esa acción o esas acciones que vas a realizar y para ofrecérselas. No es para que no te vaya a pasar nada malo durante el día, sino para que lo que hagas tenga trascendencia más allá de ese momento o de tu vida.

    Si se sufre, por ejemplo, y te aguantas el dolor o reniegas o lo que sea, sufriste en balde; pero si ofreces ese sufrimiento, Dios hace maravillas con él (como salvar un ánima del Purgatorio, inspirar a una persona que está a punto de suicidarse que no lo haga, etc.), así que ya no sufriste de a gratis. Igual con el trabajo y todas las acciones. Eso se llama ejercer el sacerdocio común del cual participamos todos los bautizados.

    Un sacerdote es quien ofrece sacrificios a Dios, quien santifica, quien expía, quien intercede. Ofrecerle las acciones a Dios mediante algo tan simple como santiguarse es convertir lo ordinario en extraordinario, porque se pone en manos de Dios y Él lo multiplica, como Jesús multiplicó los cinco panes y los dos peces.

    Si aun así prefieres hacer las cosas por hacerlas, pensando sólo en ti y quizás en los tuyos pero no viendo más allá ni abonando para el más allá, pues ahora sí que allá tú.

    Anonymous

    16 junio 2009 at 19:10


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: