Concrete Jungle

acaso esto se trata de algo?

cartita

leave a comment »

carta de un papagayo a una maestra y su respuesta

Querida maestra:
Se que quizás encuentre raro que le ande escribiendo una carta, cuando, a cinco meses de haber comenzado el experimento usted no haya logrado qu edurante la clase yo escriba una simple letra del abecedario.
Estas simples líneas son para aclarar las dudas. No es que yo no quiera aprender, ni tampoco que usted sea una mala maestra. Es que me he enamorado tanto de usted que no quería que las clases terminen nunca.
Puede ser que sea difícil de entender pero tiene que comprender que en mi pueblo todas las hembras son iguales y una divinura como usted no la puedo dejar escapar. Además por las presiones de mis amigos de la infancia me he visto obligado en caer en la tentación de la mentira. En el pueblo hace dos semanas todos creen que usted y yo estamos involucrados en una relación amorosa. Como se imaginará ahora es imposible abandonar mi postura. Piense una vez cómo me reciben todos los colegas cuando vuelvo de las clases. Soy practicamente un rey “El primer papagayo que logró enamorar a una humana”. Eso no se ve todos los días.
Por todo esto, decidí escribirle esta humilde carta para expresarle todo lo que siento y esperando que al cruzar la puerta de nuestro salón privado de estudios me reciba con un beso de telenovela y así comenzar esta relación que siento durará para toda la vida.
Espero que le agrade todo lo que le acabo de decir, y le anticipo que vamos a tener que idear un plan para que el experimento dure por muchos años más, porque no creo que la sociedad de hoy esté preparada para nuestra relación. No es un titular muy feliz “Mujer anda con papagayo caminando de la mano por la calle Florida”. Pero no hay problema, se que idearemos un plan genial para salirnos con la nuestra.
Le mando un beso gigante,
su papagayo preferido

Estimado Papagayo:
Me parece una gansada todo lo que me escribió y me siento totalmente avergonzada por el tiempo que me hizo perder. Cinco meses pensando que sólo le podía enseñar a leer y a escribir a cebras y osos koala y todo porque un papagayo me estaba tomando el pelo.
Además quiero aclararle que mas allá de su situación animas, no me gustan los mentirosos y jamás estaría relacionada con uno que que anda diciendo barbaridades sobre mi.
Le confieso que que algo venía sospechando últimamente porque he visto en los muros cercanos a la escuela pintadas tales como “la mestra se la come, los papagayos se la dan”. O también el otro día cuando iba caminando por la selva y el cura al verme salió corriendo como si se tratara de Judas que estaba acercándose. Pero nunca me imaginé que fuera fuera por una pavada suya ni mucho menos.
Al finalizar esta carta escribiré otra al comité disciplinario para que finalicen nuestro experimento y anoten a los papagayos en la lista de animales no pensantes. Si, leyó bien, esa lista larga que encabezan los hombres y que, gracias a usted, ahora incluirá a su raza.
Espero que se sienta lo suficientemente culpable como debería por todo lo que ha logrado y que nunca más me escriba ni un mensaje de texto pidiendo perdón.
Un saludo casi cordial,
su ex-maestra

la alineación es culpa de blogger y mia porque no se como usarlo

Written by Pedro De Mendoza

19 julio 2008 a 20:19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: